Reseña al paso: Black Mirror (Primera temporada)

Productos audiovisuales que critiquen, denuncien o satiricen el uso desmedido e irresponsable de las nuevas tecnologías (y sus consecuencias en nuestro comportamiento), existen. Pero que logre no solo cumplir con ello, sino también generarte malestar contigo mismo solo lo puede hacer Black Mirror.

Black Mirror es una serie de antología cuyas historias se vinculan por el uso de la tecnología y sus efectos en los individuos o sociedad: un primer ministro obligado a cometer un acto público obsceno para salvar a la princesa de Inglaterra, un ciudadano promedio en un futuro distópico en el que el ocio y lo banal se han convertido en una necesidad primaria y un abogado desempleado que descubre problemas matrimoniales gracias a un dispositivo que guarda los recuerdos.

El eje central de Black Mirror, los efectos de la tecnología en la sociedad, permite a la serie experimentar con distintos géneros en las historias. Mientras que en un episodio tenemos un thriller, en otro es un melodrama y en el último un melodrama romance con dosis de thriller. Pero la cualidad de la serie no está en su variedad de historias, sino el efecto que nos produce al finalizar cada capítulo: ese malestar con nosotros mismos al reflexionar sobre el descontrol que nos ha llevado la tecnología. Es como si el melodrama hiciera un ejercicio de metafísica y, en vez de que los personajes sufran, es el espectador el que termina golpeado emocionalmente.

Al ser una miniserie, cuenta con un número increíblemente reducido de episodios. No sé si considerarlo algo positivo o negativo. Resultaría beneficioso para contar lo justo y lo necesario. Puede parecer que se siente incompleto, pero lo bueno es que al ser historias cortas, no tienen continuidad. Por el contrario, el problema radica en querer ver más. O en su diversidad que aparenta carecer de una identidad propia. Sin embargo, como ya se mencionó, Black Mirror no se caracteriza por un género en particular sino en lo que pretende contar.

En resumen, Black Mirror es difícil de catalogar. Cada episodio transmite emociones distintas y nos llevan por sus propios caminos, pero sí que sabe como afectar en nuestra manera de ver la realidad; al punto de hacernos sentir hasta culpables de nuestra condición actualmente.

Trailer:

Agregue un comentario

Comentar
Nombre*
Mail*
Website*