Reseña al paso: El Soñador

Adrián Saba cuida con detalle cada aspecto de El Soñador. Sabe utilizar sus recursos de manera fluida, de manejarlos a su ritmo y crear una obra tan bien cohesionada.

Sebastián, apodado Chaplin, vive en un barrio pobre y se dedica al hurto; siendo su especialidad abrir cerraduras y permitir el ingreso de sus cómplices a industrias o empresas. Chaplin fantasea entre la realidad y la imaginación. Cuando la situación comience a empeorar, deberá tomar una decisión entre permanecer en su situación o salirse de entorno.

El sueño es el tema central en la película. Y Saba tiene la capacidad para retratarlo a la perfección: cortes en edición que permiten saltos en el tiempo/espacio tan instantáneos como fluidos, sonidos tan bien mezclados que no solo aportan al ambiente; sino también le dan vida. Una iluminación variada de colores que cambian tan rápidamente como las escenas mismas. Una fotografía que, ya se trate de paisajes o zonas rurales, captan una belleza en el entorno. El Soñador pule con gran detalle todos estos elementos, nunca los pierde.

La narrativa es pausada, casi similar al primer trabajo de Saba: El Limpiador. La diferencia radica en que la primera apuesta más por la desesperación de la soledad; mientras que El Soñador tiene este ritmo para dejarnos encantar con lo que hay en pantalla. Las imágenes surreales tienen tanta carga simbólica, además de aportar a la narrativa de manera no convencional. El Soñador apuesta por innovar a lo largo de la historia.

El Soñador se transmite como un poema, y no solo por los recursos ya mencionados, los diálogos y desarrollos de personajes aportan a esta idea. Tenemos individuos que, sin caer en el estereotipo o el afán de retratar la realidad como tal, hablan y se comportan de una manera estilística, pero coherente. Y he ahí otro punto a favor de la película: la capacidad de conservar su estilo sin descuidar los detalles.

Es este estilo lo que hace que las actuaciones sean especiales, como una suerte de minimalismo. En mi opinión, me desconcertó por pequeños momentos pero creo que se trata de algo personal.

En resumen, El Soñador es una de las películas peruanas más completas que he visto últimamente. La capacidad para manejar y pulir bien todos los elementos en una película se reflejan aquí. Se estrena el 23 de enero, fecha que no deben olvidar.

Trailer:

Agregue un comentario

Comentar
Nombre*
Mail*
Website*