Reseña al paso: The Neon Demon

Nicolas Winding Refn consigue un despliegue visual magnífico, para una historia que se siente muy vacía.

Jesse es una joven de 16 años que aspira a ser modelo. Cuando consiga un contrato con una agencia de modelaje, entrará en un mundo oscuro y siniestro; donde no hay espacio para la inocencia.

La fotografía e iluminación en The Neon Demon es de lo mejor que hay este 2016. Cada encuadre está bien pensado, bien armado y bien ejecutado. Los colores intensos remiten a los filtros o capas de maquillaje que se emplea en el modelaje. La clave baja y el uso de sombras hacen referencia a los misterioso y la sensualidad oculta en las modelos. Mientras que la clave alta demuestra la belleza total en los rostros y cuerpos. Punto a favor por vincular bien la fotografía con la temática del modelaje.

Desgraciadamente, la buen ejecución de la técnica no está llevada de la mano con la historia. Winding Refn recrea el relato de la muchacha joven, inocente y virginal que entra al mundo de las falsas apariencias, de lo que corrompe, de lo siniestro. En los primeros minutos la película establece la tonalidad y la intención del mensaje. Resulta cautivante pero se va perdiendo de a pocos la intencionalidad. Generándose así, un narrativa que no produce nada. Cierto que tiene elementos que alimentan la temática, pero están independientes o desarrollados a medias.

Este problema de narrativa radica en la falta de conflictos. Somos testigos de eventos más no situaciones que van dirigiendo la acción. Si bien, The Neon Demon es un ejercicio contemplativo, este se cae al observar algo bonito pero superficial. La carencia de conflictos termina por llevarnos a un final muy acelerado, que con mucho esfuerzo puede pasar, a las justas, la línea de los justificable.

Elle Fanning y el resto del reparto responden a una actuación minimalista. Algo que va acorde al eje central de la película. The Neon Demon, si es que ese era su objetivo principal, consigue denunciar el mundo de la moda y de las apariencias mediante las actuaciones.

En resumen, The Neon Demon es decepcionante por todos los elementos desperdiciados. Visualmente es una de las mejores propuestas del 2016, pero ello no justifica la arbitrariedad del relato.

Trailer:

Agregue un comentario

Comentar
Nombre*
Mail*
Website*